Quebec

México: Misión cumplida

Con Christine St-Pierre Ministra de Relaciones Internacionales y de la Francofonía de Quebec

Después de una exitosa carrera de 31 años como periodista y corresponsal parlamentaria en la televisión estatal canadiense, fue elegida diputada en 2007 en la Asamblea Nacional de Quebec bajo la bandera del Partido liberal.

Posteriormente, fue nombrada Ministrade Cultura y Comunicaciones de Quebec y Ministra de Asuntos de la Mujer, una posición que ocupó hasta el 2012. Desde el 2014, lidera el Ministerio de Relaciones Internacionales y de la Francofonía, ministerio que celebra este año su 50 aniversario. De paso en México del 28 al 31 de mayo, la ministra Christine St-Pierre nos hizo el honor de conversar acerca de las prioridades de Quebec y su especial relación con México. Señora St-Pierre, ¿nos puede hablar de la presencia de Quebec en la escena internacional? Quebec es el estado federado más activo y más presente en la escena mundial. Su acción internacional se basa en una serie de pilares. Estoy pensando, entre otros, en los organismos y foros internacionales en los cuales podemos intervenir con nuestra propia voz, como la Organización Internacional de la Francofonía y el Arctic Circle (Círculo Polar Ártico). Estas palancas de influencia nos permiten tomar parte activamente en las decisiones sobre cuestiones importantes para Quebec como la lucha contra el cambio climático, el desarrollo nórdico y la Francofonía. A través de la presencia de un representante en la delegación canadiense ante la UNESCO, Quebec fue capaz de jugar un papel activo en la adopción de la Convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales en el año 2005. Otro de los pilares de nuestra acción internacional es la red diplomática que establecimos, sobre todo a partir de 1960. Esta red es una de las más ambiciosas en el mundo para un estado no soberano. Nuestra delegación general en México, inaugurada en 1980, es parte de esa red. En este momento, tenemos 26 representaciones en 14 países. Esta red se ampliará este año a un total de 33 representaciones en 19 países para el periodo 2018-2019. El objetivo es estar en el buen sitio en el momento adecuado, para aprovechar las oportunidades que se presentan y profundizar nuestras relaciones con nuestros socios. Por cierto, está prevista la apertura de una antena en Guadalajara. Quebec y el estado de Jalisco han establecido vínculos importantes en los aspectos económicos e institucionales. Nosotros contamos con esta antena para enriquecer y mejorar los beneficios mutuos.

¿Por qué eligieron construir esta red?
Para asegurar la promoción de los intereses particulares de Quebec en sus ámbitos de competencia que son: el desarrollo económico, la cultura, la salud, la educación, la agricultura, el medio ambiente, los recursos naturales y la inmigración. Esta red también permite reflejar mejor en la escena internacional el carácter distintivo de Quebec dentro de la federación canadiense. De hecho, la red de representaciones del gobierno quebequense no desdobla la red diplomática canadiense, más bien es complementaria y a menudo actúa en estrecha cooperación. A través de los años, nuestras representaciones crearon redes de contactos en el extranjero compuestas de miles de líderes y responsables en todas las áreas. Esta es una herramienta valiosa para los quebequenses, sean hombres de negocios, artistas, académicos o investigadores, pero también para los organismos y actores de los países en los cuales se encuentran las representaciones, ya que pueden encontrar a través de ellas a interlocutores para proyectos relacionados con Quebec.

Su gobierno acaba de lanzar su nueva política internacional. ¿Cuáles son los aspectos más destacados?Debido a las actuales incertidumbres globales, Quebec ha elegido, con esta nueva política internacional, abrirse aún más al mundo. La convicción de nuestro gobierno es que la prosperidad de las naciones pase a través del desarrollo de sus relaciones políticas y económicas más allá de sus fronteras. Se trata tanto de una decisión económica como de una afirmación de nuestros valores fundamentales. La nueva política se basa en una lectura atenta de los desafíos del mundo actual y concentra nuestra acción internacional en tres objetivos principales: aumentar nuestra prosperidad, contribuir a un mundo más sostenible, justo y seguro; y promover nuestra creatividad, cultura, conocimiento y especificidad. La nueva política afirma nuestro compromiso de actuar como un actor internacional responsable y de asegurar que el aumento de las relaciones comerciales esté al servicio del progreso económico y social. El cumplimiento de estas directrices requiere necesariamente fuertes relaciones bilaterales, como la que tenemos con México desde hace décadas y la cual tenemos la intención de seguir alimentando. Otros campos de actuación atraviesan esta política, tales como la internacionalización de nuestras empresas, la solidaridad internacional, la construcción de un espacio francófono dinámico, inclusivo y democrático, la movilidad de los trabajadores y de los jóvenes y la difusión internacional de nuestros investigadores, nuestros artistas y del idioma francés. Por último, la defensa de los derechos humanos, principalmente la igualdad de género, los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) y la lucha contra la radicalización que conduce a la violencia hacen parte de nuestras prioridades y de los mensajes que queremos llevar en alto en la escena internacional.

¿Y cuáles son las prioridades principales de Quebec para los próximos años?En el contexto actual, los problemas mundiales tales como la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de fuentes de energía renovables y tecnologías verdes están entre nuestras prioridades. Afortunadamente, aunque todavía quede mucho por hacer en todo el mundo, países como México y estados federados como Quebec se están movilizando para abordar estas cuestiones. En este sentido, Quebec decidió dotarse de un mercado de carbono, ahora vinculado al de California en el marco de la Iniciativa Climática del Oeste (WCI). Otra provincia canadiense, Ontario, anunció su intención de unirse al mercado. Este tipo de sistema que fija un precio al carbono fortalece la colaboración regional y permite una lucha más eficaz contra el cambio climático. En Quebec, los ingresos de este mercado se depositan en un fondo verde que apoya a las empresas y contribuye a la transición hacia una economía sostenible y baja en carbono. También es de suma importancia para Quebec equipar a sus empresarios y a sus instituciones para que se posicionen en la economía del conocimiento, la economía del siglo 21. Por eso pusimos en marcha desde 2016 una serie de estrategias para modernizar nuestra economía y apoyar a nuestros sectores de alta tecnología. Pienso en la Estrategia quebequense sobre el sector aeroespacial, una de nuestras áreas de excelencia con una joya como Bombardier, o en la Estrategia para la investigación y la innovación. Gracias a esto, Quebec quiere posicionarse entre los diez líderes de la OCDE en materia de investigación e innovación para el año 2022. También se puede añadir la Estrategia quebequense sobre Ciencias de la Vida, que se enfoca en particular en dos temas atractivos que estimulan la atracción de la inversión privada extranjera: la medicina de precisión y la explotación de grandes volúmenes de datos (‘mega datos’) de salud. Varios investigadores y organizaciones quebequenses se encuentran entre los más famosos en el mundo en estas áreas. Obviamente, la exportación también sigue siendo una prioridad. La estrategia Atrévete a exportar se enfoca en diez sectores prioritarios con México, incluyendo el sector aeroespacial, la industria bioalimentaria y la energía.

La Administración Trump dice que quiere renegociar el TLCAN. ¿Cuál es la posición de Quebec en este acuerdo?Quebec siempre ha estado a favor de la liberalización del comercio y fue uno de los primeros promotores del TLCAN en 1994. Nuestra posición no ha cambiado. Este acuerdo es justamente una de las principales razones de esta misión. Pude tener un encuentro, entre otros, con el Ministro de Economía, el Sr. Ildefonso Guajardo, con el fin de presentarle la posición de Quebec en relación con la renegociación. El TLCAN resultó en la integración tangible de las economías de Quebec y México. Sin embargo, creemos que es deseable modernizar el acuerdo para que responda a las nuevas realidades económicas y que pueda asegurar la competitividad del bloque norteamericano en el largo plazo. Trabajamos en estrecha colaboración con el gobierno federal canadiense, garantizando al mismo tiempo la presencia de Quebec en su renegociación, a través del asesor especial que acabamos de nominar. Sea cual sea la decisión en cuanto al TLCAN, vamos a seguir trabajando con el gobierno mexicano para desarrollar y fortalecer nuestra relación económica, a la cual damos gran importancia. Más de 700 empresas quebequenses hacen negocios en suelo mexicano. México es el tercer mercado de exportación más grande de Quebec, su cuarto socio comercial má grande en el mundo y el primero en América Latina. De hecho, el volumen de nuestro comercio con México es comparable al de nuestro comercio con los demás países latinoamericanos en conjunto.

Para terminar, en su opinión ¿qué tiene de especial la relación entre México y Quebec?Quebec y México han sabido desarrollar una relación única que va más allá de la mera proximidad continental y que es parte de un enfoque rico, dinámico y sostenido. Quebec es la única provincia canadiense que tiene una representación oficial en México. La apertura del Consulado General de México en Montreal en 1931, tres años antes de la apertura de la Embajada de México en Ottawa, es también un símbolo importante de nuestra relación especial. Los numerosos mecanismos de cooperación que nuestros dos gobiernos han desarrollado con los años contribuyeron y siguen contribuyendo a enriquecer esta relación. Tomo como ejemplo al Grupo de Trabajo Quebec-México. Desde su creación en 1982, este dispositivo ha permitido la realización de más de 280 proyectos de cooperación en los sectores de educación, cultura e investigación e innovación, con un beneficio mutuo. Más recientemente, en 2015, el Acuerdomarco de coordinación y cooperación firmado por el Primer Ministro de Quebec, Philippe Couillard, y la Sra. Claudia Ruiz Massieu, Secretaria de Asuntos Exteriores, amplió aún más nuestras áreas de cooperación. El medioambiente y la lucha contra el cambio climático, las energías renovables y la nueva economía se añadieron. Grandes beneficios nacerán de este nuevo acuerdo para ambos territorios. Con el tiempo, los puentes se multiplicaron entre nuestras sociedades. Compartimos intereses, pero también valores y una sensibilidad común. Me complace la pronta inauguración de la obra Las Alas de la Ciudad, de Jorge Marín, ofrecida al Gobierno de Quebec por la Ciudad de México durante la visita del primer ministro Philippe Couillard en el 2015. Esta obra se instalará en el paseo Samuel de Champlain, un lugar hermoso al borde del río San Lorenzo en Quebec. Esta será una oportunidad única para celebrar la profunda amistad entre los quebequenses y mexicanos.