CRIMEA

-----------

Crimea, a 5 años del regreso a casa

El pasado 18 de marzo de 2019 cumplieron 5 años desde que la República de Crimea se reincorporó con Rusia, cumpliendo así con la voluntad popular de los habitantes de la península en su aspiración por la seguridad, el bienestar y la justicia histórica.
A lo largo de su historia las pintorescas tierras de la península de Crimea habitadas por los griegos, los godos, los hunos y los tártaros, han sido un cruce de culturas y escenario de conflictos. Los tártaros eran un vasallo del Imperio Otomano y a lo largo de siglos hacían desangrar el sur de Rusia con sus feroces incursiones. Este fue el principal motivo que impulsó a que la emperatriz Catalina la Grande integrara Crimea al Imperio Ruso en 1783, lo que pasó a ser ya definitivamente un hecho reconocido en el derecho internacional tras la firma del Tratado de Jassy en 1793.
Desde entonces Crimea y la ciudad de Sebastopol siempre han sido la base de la Marina del Mar Negro de Rusia. El problema empezó después de la desintegración de la URSS porque en la época soviética Crimea había sido pasada a Ucrania. A pesar de que era un acto inconstitucional nadie protestó porque la península permanecía en el mismo país y no se cambiaba nada en la vida cotidiana de los crimeos. De todas formas, dentro de la Ucrania independiente Crimea era una república con una amplia autonomía por ser un 70% de su población los rusos. La Marina rusa también siguió en Sebastopol por un acuerdo con Ucrania.
Sin embargo, tras el golpe de Estado que sacudió Ucrania en febrero de 2014, eso a pesar de las garantías de Alemania, Francia y Polonia sobre una transición pacífica del poder, la autoridad golpista decreta que se prohíba el ruso como idioma oficial. Aterrorizados por las amenazas ultranacionalistas que decían “Crimea ucraniana o inhabitable”, los crimeos que a diferencia del resto del país seguían con un gobierno constitucional celebran un referéndum al cual asiste más del 83% de la población y el 96% vota a favor de reintegrarse con Rusia. Así cumplieron con su derecho a la libre autodeterminación, acatando en todo momento la Carta de la ONU y sin violar otro principio fundamental del derecho internacional, el de la integridad territorial, que no aplica en las condiciones del atropello de los más básicos derechos humanos por los golpistas que ni siquiera eran reconocidos por todos ni en propia Ucrania. Varias decenas de personas que salieron a protestar en Odessa en mayo de 2014 terminaron incineradas en vivo y este crimen sigue sin haber investigado hasta hoy. Los crimeos optaron por otro camino.
A 5 años de su reintegración con Rusia, la península de Crimea está viviendo el mejor periodo desde la desintegración de la URSS. La región logró superar el estado de abandono de la época ucraniana y se convirtió en una región próspera que asegura el bienestar y los derechos de todos sus habitantes.
A pesar de los bloqueos energéticos, hídricos y de transporte que le realizó Ucrania, así como las provocaciones en el Mar Negro y el Estrecho de Kerch, en tan solo 5 años Crimea se ha convertido en el lugar que atrae cada vez más turistas e inversión. El problema del bloqueo se resolvió al construirse el puente que une la península con la parte continental del país y un moderno aeropuerto, dos centrales termoeléctricas para garantizar el abasto de electricidad, ya está por completarse la carretera que atraviesa toda la península. A pesar de las sanciones a Moscú no se le escapa ni la cultura e invierte en la conservación del patrimonio cultural de la UNESCO en Crimea (Quersoneso es la cuna del cristianismo ruso).
Se han adoptado leyes que garantizan los derechos de todos los grupos étnicos que habitan la península, incluyendo los rusos, ucranios y tártaros crimeos. Todos están representados en el poder y sus lenguas son oficiales en la región.
Ya visitaron Crimea muchas delegaciones extranjeras, incluyendo a los parlamentarios de Francia, Alemania e Italia, que podían verificar el progreso. Invitamos a que los legisladores y empresarios mexicanos igual realicen un viaje a la península para conocer en vivo los procesos que está viviendo esta región de Rusia.

Víktor Koronelli
Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Rusia en México