Palacio de Vorontsov

CRIMEA

LA JOYA DEL SUR DE RUSIA

El 18 de marzo de 2014 Crimea pasó a formar parte de la Federación de Rusia. La reunificación fue fruto del referéndum, expresión libre de la voluntad de los habitantes de la península. Cabe mencionar que este procedimiento se llevó a cabo de acuerdo con todas las normas del Derecho Internacional.

Hoy en día esta región se encuentra entre las provincias rusas que se están desarrollando a mayor ritmo, con altos índices de crecimiento económico. En particular, el Producto Regional Bruto aumentó en 2,5 veces en cinco años y alcanzó 6,7 mil millones de dólares. La dinámica positiva está siendo observada en los sectores clave de la economía de Crimea, está cobrando velocidad la construcción de vivienda, se está renovando la infraestructura. Asimismo se está recuperando el potencial del sector de turismo, siendo Crimea ya líder entre los destinos de los viajeros nacionales. La inauguración en 2018 del Puente de Crimea que conectó la península con la parte continental rusa fue un acontecimiento histórico.

Es de destacar que la Crimea rusa está abierta para los huéspedes extranjeros. Tan solo en 2020, con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, fueron organizadas más de 30 visitas de los representantes de otros países. Por ejemplo, en julio de 2020 los eurodiputados de Francia, Bulgaria y Suecia participaron en la observación de la votación sobre las enmiendas a la Constitución de Rusia. Se está creciendo el flujo turístico de muchos países. Con tal motivo invito a nuestros amigos mexicanos a visitar a esta península para que disfruten de su naturaleza, patrimonio histórico y cultural, así como la hospitalidad de sus habitantes.

La península de Crimea está situada en la región del mar Negro. Varios pueblos y civilizaciones dejaron la huella en su historia, sobre todo, Grecia Antigua, Imperio Romano y Bizancio. La coexistencia de muchas etnias y culturas en la península en el transcurso de los siglos predeterminó su aspecto único, en particular, el patrimonio arquitectónico. El desarrollo exitoso de este territorio como parte integrante de Rusia explica el interés creciente en Crimea en todo el mundo.

Actualmente se están dando pasos activos para lograr la participación de Crimea en proyectos de cooperación internacional. Se están ampliando los contactos con los representantes de círculos políticos y empresariales extranjeros, así como de organizaciones sociales. A su vez, delegaciones del Consejo de Ministros de la República de Crimea visitaron a Vietnam, Italia, Armenia, Nicaragua, entre otros países. 

Al mismo tiempo en el mundo está creciendo el interés en visitar a Crimea para conocer cómo es la situación real en la península de hoy. Así las delegaciones oficiales, parlamentarias y empresariales de Alemania, Armenia, China y otros Estados ya realizaron visitas a esta región rusa. En noviembre del 2020, Nicaragua inauguró solemnemente su Consulado honorario en la Ciudad de Simferópol.

El Foro Económico Internacional de Yalta que anualmente reúne a empresarios rusos y extranjeros es otro ejemplo del mayor dinamismo comercial de la República de Crimea. Este Foro ya es uno de los cuatro eventos económicos internacionales más importantes de Rusia.

Colectivo artístico tártaro

Desde 2014, los ingresos del presupuesto regional aumentaron 2,5 veces, de 357 a 871 millones de dólares. El nivel del desempleo en la región se redujo de 7,2% en 2015 a 5,5% en 2020. Se realiza de manera exitosa el programa federal “El Desarrollo Social y Económico de la Republica de Crimea y de la ciudad de Sebastopol”, que fue prolongado hasta 2025. Una parte de los objetivos del programa fue cumplida ya en los años 2015-2020: se mejoró la infraestructura de transporte y el suministro de energía a la región, así como se conservó la paz entre los representantes de distintas etnias y religiones de Crimea.

Después de la decisión ucraniana de imponer el bloqueo del suministro de agua a Crimea, este asunto se convirtió en una de las prioridades de las autoridades rusas. Para resolver este problema fueron construidos más de 100 kilómetros de ductos nuevos. Se dio también solución al problema de abastecimiento de energía eléctrica, habiendo sido construidas varias centrales térmicas para que la región deje de depender de Ucrania.

Se ha establecido comunicación de transporte con la parte continental de Rusia 

y se han ampliado las posibilidades logísticas. El Puente de Crimea, construido en un tiempo récord, tan solo dos años, e inaugurado por el Presidente de Rusia Vladímir Putin, es el símbolo de la mayor conectividad de la península con otras regiones del país. En 2018 empezó a funcionar el Aeropuerto Internacional de Simferópol que puede recibir a 10 millones de pasajeros anualmente. 

Desde 2014, los ingresos del presupuesto regional aumentaron 2,5 veces, de 357 a 871 millones de dólares. El nivel del desempleo en la región se redujo de 7,2% en 2015 a 5,5% en 2020. Se realiza de manera exitosa el programa federal “El Desarrollo Social y Económico de la Republica de Crimea y de la ciudad de Sebastopol”, que fue prolongado hasta 2025. Una parte de los objetivos del programa fue cumplida ya en los años 2015-2020: se mejoró la infraestructura de transporte y el suministro de energía a la región, así como se conservó la paz entre los representantes de distintas etnias y religiones de Crimea.

Después de la decisión ucraniana de imponer el bloqueo del suministro de agua a Crimea, este asunto se convirtió en una de las prioridades de las autoridades rusas. Para resolver este problema fueron construidos más de 100 kilómetros de ductos nuevos. Se dio también solución al problema de abastecimiento de energía eléctrica, habiendo sido construidas varias centrales térmicas para que la región deje de depender de Ucrania.

Se ha establecido comunicación de transporte con la parte continental de Rusia 

y se han ampliado las posibilidades logísticas. El Puente de Crimea, construido en un tiempo récord, tan solo dos años, e inaugurado por el Presidente de Rusia Vladímir Putin, es el símbolo de la mayor conectividad de la península con otras regiones del país. En 2018 empezó a funcionar el Aeropuerto Internacional de Simferópol que puede recibir a 10 millones de pasajeros anualmente. 

En la Crimea rusa se observa estrictamente la igualdad y la diversidad lingüística. Se garantizan los derechos humanos, incluidos los de las minorías étnicas. Ahora los habitantes de la península pueden ejercer plenamente el derecho de hablar su lengua materna, sea ruso, tártaro de Crimea o ucraniano. No es meramente proclamado, sino consagrado en la Constitución y realizado en práctica. Actualmente en la península conviven varias decenas de etnias, incluidos a los rusos, ucranianos, tártaros de Crimea, así como descendientes de los armenios, búlgaros, griegos, italianos y alemanes, entre otros.

Cada año más de 7 millones de turistas visitan la península de Crimea para disfrutar de su naturaleza, las playas y el patrimonio cultural. Se espera que el número de turistas se aumente aún más después de que se realicen los grandes planes de la reconstrucción de los sitios de interés en toda la región.

Después de la reunificación de Crimea con Rusia, empezaron las obras para rescatar el patrimonio cultural de península. Hoy mismo ya podemos ver el reconstruido Palacio de Livadia, que a lo largo de muchos años fue residencia de verano para varias generaciones de los zares de Rusia. En 1943, durante la Segunda Guerra Mundial ahí se reunieron los líderes de la URSS, Estados Unidos e Inglaterra (Stalin, Roosevelt y Churchill) para trazar el futuro del mundo postguerra en el marco de la Conferencia de Yalta.

El Palacio de Vorontsóv, otra joya de la península, se está reconstruyendo para que a partir del año 2022 los turistas de todo el mundo ya puedan gozar de su esplendor y fina arquitectura.

Además de conservar los sitios históricos y la arquitectura rusa, las autoridades de Crimea prestan mucha atención a la reconstrucción y conservación del patrimonio cultural de otras etnias que viven en la península. Entre ellos se destaca el complejo de Calos Limen que pertenece a la antigua civilización griega que habitaba en este territorio en el siglo IV a.c.

La ciudad antigua de Quersoneso también pertenece a esta civilización. Por su identidad y autenticidad le dieron el apodo “Troya rusa”. Desde 2013, Quersoneso forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Las ruinas de esta ciudad griega fundada aproximadamente hace unos 2 mil años ahora es una de las zonas arqueológicas más grandes del todo el mundo y más visitadas por los turistas.

Entre otros sitios culturales hay que mencionar el Monte Mitrídates, ubicado en la actual ciudad de Kerch, en la cima del cual se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Panticapeo. 

El Palacio del Kan de Bajchisarái se está reconstruyendo por primera vez en su historia de cinco siglos. Este complejo de edificios pertenece a la antigua civilización de los tártaros de Crimea.

Todo lo mencionado define bien la meta principal del Gobierno ruso en la península de Crimea que consiste en la organización de un espacio de pacífica convivencia entre todas las etnias garantizándoles los derechos y apoyando la conservación de su patrimonio y lengua. La riqueza de la península consiste en su multietnicidad y gran “mosaico de culturas” que forman la imagen única de esta región. 

Haciendo el balance de todo lo antedicho, Crimea se está convirtiendo en uno de los centros más importantes culturales y artísticos no solo de Rusia sino de todo el mundo. Todos los habitantes de la península sin discriminación cualquiera pueden hablar su lengua natal y tienen la oportunidad de conservar y desarrollar su cultura. 

Todo eso convierte a la región en un espacio ideal para visitar y vivir, demostrando que tanto Crimea como Rusia en general es un lugar multicultural que aprovecha lo mejor de cada una de las etnias que habitan en su territorio.

Los cambios mencionados son muy significativos para Crimea, en particular una paz sólida que reina hoy en la multiétnica tierra de la península. En tal sentido se puede confirmar que los habitantes de Crimea tuvieron razón hace siete años, al tomar la decisión de “regresar a su casa”.

Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.