La Sequía avanza en los países del llamado «Cuerno de África»

Tres temporadas consecutivas de lluvias escasas provocan grandes pérdidas agrícolas y ganaderas en Etiopía, Kenya y Somalia. Los pronósticos apuntan a un mayor deterioro de la situación. La agencia alimentaria de la ONU advierte que si sigue avanzando la sequía, trece millones de personas sufrirán hambre, y para frenar esta terrible consecuencia solicitan 327 millones de dólares para asistir a 4,5 millones que se encuentran en situación crítica.

Trece millones de personas sufren hambre en Etiopía, Kenya y Somalia, debido a la más grande sequía registrada en la región del Cuerno de África desde 1981, según información del Programa Mundial de Alimentos (PMA).
La agencia humanitaria de la ONU advirtió que si no se actúa de inmediato para asistir a esta población, el mundo será testigo de una crisis humanitaria de grandes dimensiones, como la que ocurrió en 2011, cuando 250 mil personas murieron por inanición en Somalia.
En este contexto, el PMA urgió a la comunidad internacional de donantes a reunir 327 millones de dólares para financiar su Plan Regional de Respuesta a la Sequía en el Cuerno de África, que busca atender las necesidades más apremiantes de 4,5 millones de personas durante los próximos seis meses.
El Plan también tiene la intención de ayudar a las comunidades, fortaleciéndolas para que aumenten su resiliencia a los impactos climáticos extremos.
El director regional de la Oficina del PMA para África Oriental señaló que las cosechas se arruinan, el ganado se muere y el hambre aumenta a medida que las sequías recurrentes afectan el Cuerno de África.
«La situación requiere una acción humanitaria inmediata y un apoyo constante para desarrollar la resiliencia de las comunidades para el futuro», subrayó Michael Dunford.
Fueron tres años sin lluvias y los pronósticos son sombríos, la sequía se ha instalado en esta región africana tras tres temporadas consecutivas de precipitación escasa que diezmaron los cultivos y el ganado de los que vive la población.
La falta de lluvia y pastos está forzando a las familias a abandonar sus hogares, lo que ha provocado numerosos conflictos entre las comunidades. El organismo de la ONU destacó que los pronósticos meteorológicos son lúgubres en cuanto a la cantidad de lluvias que puede esperarse, por lo que las terribles condiciones humanitarias que ya padecen las familias podrían empeorar en los próximos meses.
Las comunidades de pastores y agricultores del sur y sureste de Etiopía, el sureste  y norte de Kenia y el centro-sur de Somalia han sido las más afectadas. También, el alza de precios en los alimentos básicos, la inflación y la baja demanda de mano de obra agrícola agudizan los efectos devastadores de la sequía al socavar todavía más la capacitad de las familias para adquirir alimentos.
Las tasas de desnutrición también siguen siendo altas en toda la región y podrían acentuarse si no se toman medidas de emergencia, alertó la PMA. Este organismo brinda asistencia alimentaria y nutricional en los tres países afectados por la sequía a las comunidades más vulnerables. Asimismo, otorga subvenciones en efectivo y seguros que ayudan a las familias a comprar alimentos para mantener vivo al ganado que les da sustento o que las compensa por sus pérdidas.

ETIOPÍA

El PMA estima que 5,7 millones de personas precisan asistencia alimentaria en Etiopía. El objetivo de la agencia es apoyar a 2,9 millones en la región de Somalí, dando tratamiento nutricional a 585 mil niños y madres desnutridas y brindando tratamiento preventivo contra la desnutrición a 80 mil familias con niños pequeños.
Esta intervención de emergencia se complementará con la expansión de los micro seguros para unos 18 mil pastores de riesgos.
El organismo intentará sumar a 50 mil niños a su programa de alimentos escolares, que actualmente llega a 87 mil menores en 254 escuelas en otras regiones afectadas por la sequía.

KENYA

El gobierno nacional keniano declaró emergencia nacional por sequía en septiembre del año pasado y se calcula que las personas que requieren asistencia llegan a 2,8 millones. El el caso kenyano el objetivo de PMA es apoyar a 890 mil personas en las zonas más necesitadas. Asimismo, ampliará los programas de prevención y tratamiento de la desnutrición para mujeres y niños y extenderá el apoyo de micro seguros a los pequeños agricultores.

SOMALIA

El número de personas con inseguridad alimentaria aguda en Somalia podría subir de 3,5 millones a 4,6 millones entre febrero y mayo de 2022 si no se interviene con asistencia humanitaria. El PMA planea expandir sus operaciones para alcanzar a 600 mil personas más en el primer semestre de este año, para llegar así a un total de cerca de 2,5 millones. La agencia distribuirá apoyo nutricional a mujeres y niños y continuará sus programas de medios de subsistencia, resiliencia y sistemas alimentarios para fortalecer a los somalíes vulnerables frente a la sequía y otras crisis.
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.