PRESIDENCIA ALEMANA DEL G7

Al G7 pertenecen Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Canadá y Estados Unidos. De las reuniones participa siempre también la Unión EuropeaJunto con sus socios, el Gobierno alemán aspira a realizar progresos concretos hacia un mundo más justo. También quiere reforzar el papel del G7 como “constructor de puentes y mediador en pro de la paz y la seguridad”.

En el foco de la presidencia alemana se halla la guerra de Rusia contra Ucrania. El G7, como grupo de países democráticos con economías fuertes, ha desempeñado un papel importante en la decidida respuesta a la guerra ruso-ucraniana. Esa respuesta se ha manifestado en apoyo político, financiero y humanitario a Ucrania y en la adopción de severas sanciones contra Rusia y Bielorrusia.

Simultáneamente, la tercera presidencia alemana del G7 es una gran oportunidad para que el Gobierno alemán avance en la búsqueda de soluciones a retos globales que van desde el cambio climático hasta la estabilidad de la economía mundial, pasando por la pandemia de coronavirus.

Alemania se ha fijado un claro objetivo para su presidencia del G7: “Progreso para un mundo justo”, concretamente en cinco áreas prioritarias.

Un planeta sostenible

En su programa para el G7, Alemania se ha fijado como meta “pasar de la ambición a la implementación” en la protección del clima, el medio ambiente y la biodiversidad y la transición energética en todo el mundo. Entre otras cosas, durante su presidencia del G7, el Gobierno alemán quiere “impulsar el debate sobre un club climático global abierto a todos los países y cooperativo, con el G7 como pionero”. El objetivo es acelerar la aplicación del Acuerdo Climático de París. En ese acuerdo histórico de 2015 se aspira a limitar el calentamiento global en lo posible a no más de 1,5 °C por arriba de los niveles preindustriales.

Estabilidad económica y transformación

“Estamos firmemente convencidos de que una transformación ecológica y socialmente justa y la prosperidad económica pueden ir de la mano”, se lee en el programa de la presidencia alemana. Junto con sus socios del G7, Alemania quiere configurar activamente en 2022, entre otras cosas, la recuperación de la economía mundial de los efectos de la pandemia de coronavirus. Otros puntos del orden de la agenda son el fortalecimiento del multilateralismo en el comercio mundial y el apoyo a la creación de cadenas de suministro sostenibles.

Una vida sana

La lucha mundial contra la pandemia de coronavirus marcará también la presidencia alemana del G7 de muchas maneras. “El G7 está desempeñando un importante papel pionero, principalmente a través de su compromiso e inversiones en el control y la prevención de la pandemia, así como el fortalecimiento de las estructuras sanitarias mundiales”, dice el Gobierno alemán. Entre otras cosas, el Gobierno alemán apoya la plataforma internacional de vacunas Covax, a través de la cual se suministran dosis de vacunas a países de todo el mundo. El objetivo es simultáneamente “reforzar la arquitectura sanitaria mundial a medio y largo plazo”.

Inversiones para un futuro mejor

Alemania quiere promover el desarrollo sostenible. “Los países emergentes y en desarrollo de todo el mundo tienen una enorme necesidad de inversión en la transformación hacia sociedades sostenibles y neutras desde el punto de vista climático”, subraya el Gobierno alemán. La guía para ese compromiso es la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. En 2015, la comunidad mundial se fijó 17 objetivos, entre ellos, “el fin de la pobreza”, “la igualdad de género” y “acción por el clima”.

Alemania también quiere fortalecer el “papel del G7 como constructor de puentes y mediador en pro de la paz y la seguridad”. El Gobierno alemán está convencido de que los países democráticos del G7 pueden “adoptar una posición clara en las crisis internacionales” gracias a sus valores comunes. Simultáneamente, el objetivo es esbozar “soluciones a las crisis y a los desafíos globales” mediante iniciativas conjuntas.

Fuerte unión

“La base de nuestra actuación es un consecuente compromiso con las sociedades abiertas y los derechos humanos, así como la defensa de las democracias liberales”, dice el Gobierno alemán sobre su presidencia del G7. Entre otras cosas, ha decidido contrarrestar en el marco del G7 activamente la desinformación y las ideologías conspirativas. Otro tema prioritario es la igualdad global de mujeres y hombres, así como de las personas no binarias.

La cumbre del G7 en junio como punto culminante

Del 26 al 28 de junio de 2022, los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G7 se reunirán en Schloss Elmau, en los Alpes bávaros. Paralelamente están previstas otras numerosas reuniones a nivel ministerial. Además, Alemania busca el diálogo directo con la sociedad civil, por lo que están previstas reuniones con empresas (Business7), organizaciones no gubernamentales (Civil7), sindicatos (Labour7), científicos (Science7), laboratorios de ideas (Think7), mujeres (Women7) y jóvenes (Youth7).

Con información de la agencia “Actualidad en Alemania”.

Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.