Visita oficial del Presidente de la República Argentina, Alberto Fernández a México.

Visita oficial del Presidente de la República Argentina, Alberto Fernández a México

Entre los días 22 y 24 de febrero de 2021, por invitación del presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, el presidente de la República Argentina Alberto Ángel Fernández, realizó una visita oficial a México para participar como invitado especial y orador distinguido en la conmemoración del “Bicentenario de la Promulgación del Plan de Iguala. Día de la Bandera”.

El mandatario argentino fue el primer Jefe de Estado en participar en las celebraciones de las quince fechas trascendentales de la historia de México previstas para el 2021, Año de la consumación de la Independencia. 

Como parte de la visita, el presidente Alberto Fernández mantuvo el 23 de febrero una intensa agenda conjunta con su par de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional, en la que abordaron temas bilaterales, regionales y multilateralesPosteriormente, el presidente Fernández fue invitado a sumarse a las habituales conferencias de prensa que ofrece el presidente de México por la mañana en el Salón Tesorería. Lo hizo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá; el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y el embajador argentino en México, Carlos Tomada.

“Que México y Argentina estén unidos es un deber que tenemos. Que Argentina y México encaren un futuro común y que esto ayude a la América Latina es una obligación que tenemos. Desde el país más norteño de América Latina, hasta el país más austral de la América Latina tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente”, dijo el Jefe de Estado argentino en esa oportunidad.

Por su parte, López Obrador dijo que “Alberto Fernández, el presidente de Argentina, es amigo nuestro y representante de un pueblo hermano fraterno”.

Luego, ambos presidentes mantuvieron un desayuno de trabajo junto a los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, Felipe Solá y Marcelo Ebrard.

La primera actividad no oficial del Presidente, dentro de una intensa agenda, fue un encuentro con empresarios mexicanos que tienen inversiones en la Argentina, con quienes dialogó sobre las perspectivas y los desafíos de la economía argentina, y les presentó los sectores considerados estratégicos y abiertos a la inversión extranjera directa. Entre otras cosas, los empresarios valoraron las políticas llevadas adelante por el gobierno argentina en pandemia, como el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

El Presidente asistió acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; y de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el diputado nacional Carlos Selva y el asesor presidencial Ricardo Forster.

Un día después, el Presidente y su delegación mantuvieron una reunión de trabajo con argentinos que se desempeñan en cargos ejecutivos en el sector empresarial mexicano con el objetivo de consolidar la imagen del país y reforzar el vínculo con la comunidad empresarial local.

Además, el Presidente se reunió con el empresario Carlos Slim, fundador y propietario del Grupo Carso, quien comentó, al salir de la reunión, que “este es el momento de invertir en Argentina”. 

En el contexto de la visita oficial a México, el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Chaves, y el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes Zúñiga, firmaron el 23 de febrero una Hoja de Ruta para reactivar los mecanismos bilaterales y definir las acciones de cooperación entre ambos países y las fechas de avance y evaluación.

El presidente Fernández también fue invitado a la Sesión Solemne del Senado de la República, donde fue recibido por los titulares de ese cuerpo, Eduardo Ramírez Aguilar, y de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho.

Previo a la sesión, el mandatario mantuvo una reunión con la Junta de Coordinación Política, que preside el senador Ricardo Monreal Ávila, en la que intervinieron los coordinadores de los diversos grupos parlamentarios.

Durante los días que pasó el mandatario en la Ciudad de México, Fernández fue recibido por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde además fue declarado Huésped Distinguido de la ciudad.

La Jefa de Gobierno consideró que a México y la Argentina los “une un futuro compartido, que construye cada día una América más igualitaria, que recupera el valor de los derechos sociales, civiles, el respeto a los derechos humanos, que sabe que la educación, la salud, la cultura, son derechos, no privilegios”.

Sobre el final de la visita, el presidente Alberto Fernández, junto a la primera dama Fabiola Yañez, participó el 24 de febrero del acto central de conmemoración por el bicentenario de la Promulgación del Plan de Iguala, programa político que estableció, el 24 de febrero de 1821, las bases para la Independencia de México, al que fue invitado especialmente por su par Andrés Manuel López Obrador.

Al tomar la palabra en la ceremonia, Fernández afirm que “no es un sueño pensar en una América Latina integrada, unida, que luche en conjunto para sacar de la pobreza y la marginalidad a los millones de compatriotas de la patria grande que están sumidos en ese lugar”.

Por su parte, López Obrador, quien estuvo acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, agradeció la presencia de Alberto Fernández y destacó que :

“México y Argentina son naciones hermanas. Nuestros pueblos han luchado siempre por la libertad, la justicia y la democracia y por la defensa de la soberanía y en no pocas ocasiones esas luchas se han entrelazado”. El presidente mexicano recordó que hace 45 años, la dictadura militar “provocó un éxodo de argentinos que residieron en este país, cosa que nos llena de orgullo en la condición de asilados y que enriquecieron nuestra cultura, la academia, las ciencias y las artes y otras dimensiones de México”.

El denominado Plan de Iguala fue un documento de carácter político, proclamado por el militar Agustín de Iturbide, que se dio en el contexto del proceso de la Independencia mexicana y que básicamente proponía dar por terminada la guerra entre México y España, que fue aceptado por el principal militar insurgente, Vicente Guerrero.

En lo comercial, la visita del presidente Alberto Fernández deja como saldo una gran noticia para las exportaciones argentinas con la apertura del mercado de carnes. Hacía 25 años que Argentina no exportaba carne a México. Este avance se logró por un intenso trabajo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina, de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y por una decisión política del presidente Andrés Manuel López Obrador para destrabar este tema.

En cuanto a las relaciones bilaterales, la producción conjunta de la vacuna AstraZeneca es un gran punto de partida. La visita de Alberto Fernández al laboratorio Liomont dio cuenta del apoyo de ambos gobiernos a esta alianza entre privados.

La empatía política y personal entre estos presidentes no sólo es una oportunidad histórica para que Argentina y México profundicen sus relaciones, sino que también es clave para la unidad latinoamericana y la construcción de sociedades más igualitarias.

Se puede decir que se logró dar un salto cualitativo en estos 132 años de relaciones institucionales entre ambos países. La invitación de López Obrador es un símbolo de lo que significa esta nueva mirada austral de México.

Post Tags
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.