Bitcoin entre retos e ignorancia

Por Gerardo Yong

Bitcoin entre retos e ignorancia

Pese a que el internet en México detonó muchas de las fases del internet a partir del 2006 como videojuegos, telemarketing, redes sociales, e-commerce y transacciones bancarias, el bitcoin, la primera criptomoneda en la historia de la red, no parece repuntar con la misma dinamicidad.

Su surgimiento en 2008 marcó una era revolucionaria en materia de divisas, siendo entonces la primera a nivel digital. Sin embargo, en poco más de una década, los usos que rodean a este instrumento no parecen ir de la mano con la emoción que ha despertado su máximo histórico de cotización. 

Se le denomina criptomoneda porque se basa en una tecnología block chain que crea un sistema de cadenas descentralizadas, las cuales permiten que sus transacciones no sean controladas por una institución o ente financiero, en una base de datos como sucede con los bancos o con las casas de bolsa.

Su cotización actual es de 63,374 dólares por un solo bitcoin, algo así como un millón 258,924 pesos mexicanos. Pero no siempre fue así, pues entre 2010 y 2013, su fluctuación varió de centavos a 1,270 dólares. En 2017 pasó de 2,000 hasta 21,444 en diciembre del 2020. Tres meses después, superó los 60,000 billetes verdes.

Aunque ha registrado movimientos interesantes, aún persisten dudas respecto al uso y sus alcances. A fin de conocer estas dos perspectivas, Mundo internacional dialogó con dos expertos que aportaron sus opiniones respecto a qué es el bitcoin, qué usos puede tener y cuáles son sus perspectivas a futuro. 

Un instrumento de uso cerrado

Para Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero, institución de financiamiento colectivo surgido a partir de la Ley Fintech para regular instituciones de tecnología financiera, el bitcoin es un tipo de activo con finalidad de moneda que usa el block chain. Su fundamento es que se puede mandar esta cadena de manera criptográfica y descentralizada, es decir que no sea sólo una institución o ente financiero el que tenga el control de esas transacciones en una base de datos tal y como sucede con los bancos o con las casas de bolsa. 

“Esto permite que se puedan enviar ciertas transacciones de manera anónima o con seudónimos a otros usuarios alrededor del mundo sin tener un ente centralizado que generalmente se encarga de realizar las transacciones”, señaló el directivo. “Sin embargo, en términos de su valuación, el valor que recibe es un bitcoin que mientras platicamos está en su máximo histórico,

Burlar candados burocráticos

Es un hecho que este mecanismo fue creado como un sistema para proveer mayor libertad y facilidad de operación, pues se salta los candados burocráticos que establecen los bancos centrales de muchos países. En estos casos, una transferencia con bitcoin requiere de una serie de caracteres, así como una dirección de internet. El dinero se envía a una cartera o wallet sin que pase por ningún banco, de eso se encargan expertos a los que llaman “mineros”, que son quienes crean las operaciones criptográficas de la transacción:

“La centralización del banco se evita con una transferencia a través de Bitcoin, los mineros la perfeccionan a través de varios servidores deslocalizados geográficamente. Por este trabajo, que cada vez requiere de mayor poder computacional, se les paga con un pequeño porcentaje de la transacción o un bloque de bitcoins. Así es como ellos también ganan y tienen esa motivación por perfeccionar la transacción”, indicó.

Una alternativa política a restricciones financieras

Esta facilidad del bitcoin es usada por países que tienen conflictos financieros por medidas, sanciones o regulaciones aplicadas internacionalmente como Venezuela, otros lo usan por la mala calidad del sistema bancario nacional y muchos más como una especie de protección contra la inflación. Entre sus usuarios también están China, Brasil, Sudáfrica y Turquía, país que lidera al grupo.

“Venezuela es un ejemplo de país que usa este mecanismo debido a las restricciones que tiene en la compra-venta de dólares”, dijo Obregón. “Caracas tiene ese tipo de restricciones históricas y el bitcoin es una forma de mover el dinero sin una regulación. En otro caso, con la hiperinflación que está viviendo ese país, a la gente no le sirve tener bolívares porque se deprecian de un día para otro, así que es mejor para ellos tener su dinero en bitcoins”.

Una burbuja muy arriesgada

Marzo del 2021 fue el mes en que el bitcoin registró un alza impactante a tal grado que despertó el interés de mucha gente por usar este mecanismo para lograr ganancias más rápidas y cuantiosas, pero incluso así, no es fácil usar este recurso sin conocimientos previos y específicos.

“El bitcoin es muy especulativo. Es muy riesgoso invertir en este mecanismo si no se le conoce bien. Hace algunos años, la gente comenzó a invertir en bitcoins cuando éste valía 18 o 19 mil dólares. De hecho, llegó a bajar hasta cinco mil dólares. Mucha gente perdió mucho dinero en esa ocasión”, explicó. “El bitcoin tiene una valuación simplemente con la oferta y la demanda que las mismas personas establecen cuando hacen transacciones y cuyo valor están por encima de empresas como Tesla. La capitalización del bitcoin ya está por encima del trillón de dólares. Por oferta y demanda, Bitcoin no produce ningún activo, ninguna ganancia por sí sola y la manera de ganar dinero es que se compre barato a alguien y venderlo caro, de otra manera sólo son pérdidas”.

La expectativa normal del bitcoin era que se convirtiera en el vehículo adecuado para sustituir a las monedas tradicionales, lo cual no ha sucedido por la falta de credibilidad. La gran volatilidad de este recurso, lo ha convertido en un instrumento inestable, comparado con las demás divisas el mundo. Esta situación es posible que se pueda resolver en un futuro, pero mientras tanto el bitcoin sigue estando en pañales y su desarrollo será todavía más alargado.

“El bitcoin sí está creciendo de forma importante y tal es el grado que ahora se encuentra en máximos históricos. Originalmente se pensaba que iba a sustituir la moneda de curso legal de cualquier país, el dólar, el peso, el euro. En lugar de pagar mis servicios o productos con pesos, se haría con bitcoin. Esto no ha pasado por su volatilidad. No hay por el momento cómo pueda reemplazar a las monedas legales”.

En la etapa naciente

Para Andrés Bello, experto en transacciones con bitcoin, este instrumento se encuentra todavía en una etapa naciente. Con tan sólo trece años de existencia su desarrollo se basa en el protocolo de que no pueda ser distribuido arbitrariamente como sucede con un banco central. Su operación se realiza mediante la adopción de ciclos de emisión que están planteados por el mismo código y que, en cada cierto número de bloques que se terminan, la emisión de bitcoins se reduce a la mitad y por eso vemos que de la nada empiezan a subir los precios de los activos muy fuerte”, refirió. “Al final del día, el mercado de los activos wallet del bitcoin es casi el 50 por ciento de la capitalización del mercado. Si sube el bitcoin todos los demás activos suben con él. El bitcoin dio el primer paso en crear un activo descentralizado, todos los proyectos que han surgido construyen sobre ese mismo protocolo e idea de quitarle un poco el control a las entidades centrales y pasárselas más a los individuos. El bitcoin emula el sistema bancario pero elimina todos los intermediarios que existen”.

Más educación para el uso del bitcoin

Andrés, quien ha realizado transacciones en bitcoin, asegura que quienes piensan que esta moneda virtual no tendrá mayor futuro, no han comprendido bien el propósito por el cual fue creado. 

“En el Bitcoin lo que pasa es que como no hay quién regule la oferta y demanda, pues cualquier persona puede tenerlo, pero eso no significa que cualquier institución pueda hacerlo, salvo Bitson México, que es la única que realiza la compra-venta de activos virtuales en México. Tienen protocolos contra el lavado de dinero muchas veces superiores a los bancos en el sentido de que ahí te preguntan tu RFC, tus datos personales, comprobantes de ingresos, cualquier movimiento fuerte se registra, lo reporta al SAT y todos estos mecanismos están impuestos para que no se registren malas prácticas. ¿Qué hace falta para lograrlo? Educación, sobre todo en quienes no entienden cómo funciona el bitcoin, pues no está regido por un gobierno central que decide si tu capital o patrimonio vale más o menos”, puntualizó el experto.

Post Tags
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.