Tecnología 5G; las potencias digitales se reparten el mundo

Por Gerardo Yong 

Tenemos la impresión de que el internet es una herramienta básica en nuestras actividades diarias, pero en realidad es más que eso: ¡es nuestra propia vida! Ni siquiera el teléfono celular, la computadora, la laptop, tableta o cualquier tipo de gadget que se nos venga a la mente es tan imprescindible como lo es la red; simplemente no operarían sin ella. ¡Fueron fabricados para ella!

El nuevo estilo de globalización es posible que ya no esté basado concretamente en la manera en que se venden o comercializan los productos físicos, sino en la rapidez con que se colocan en el mercado y se cierran los contratos en tiempo real y, para eso, es necesario un sistema informático revolucionario que cuente con rapidez y versatilidad informática; esto es el reino del 5G.

Los primeros serán los primeros

Para el Dr. Juan Carlos Pascual, CEO de Kompplex Analytics, la tendencia ya estaba predicha desde la aparición de los primeros teléfonos móviles conectados a internet, ya que la tecnología de comunicación inalámbrica proporciona un enlace confiable y de alta calidad.  La 5G podría considerarse como la nueva veta de oro en la economía mundial: los que la tengan, desarrollen o la adopten, tendrán un nuevo poder.

“Esto ha sido posible en función de saltos en la capacidad de trasmisión a lo que se le ha conocido por Generaciones o “G”.  Por ello nos hemos familiarizado con los términos de 2G, 3G, 4G y próximamente vendrá el 5G. El sistema de telefonía móvil requiere de una infraestructura de antenas, terminales (teléfonos Smart) y protocolos de comunicación vía las tarjetas SIM, conocido como GSM. A cada brinco de generación algunos sistemas dejan de funcionar en las nuevas tecnologías, por lo que las empresas que participan en este ecosistema, toman cada vez más fuerza y control en el mercado”, dijo Pascual. “La tecnología inicial (1G) fue totalmente analógica, apareció en 1980, por lo que se le conoce poco. A partir de la 2G, (1990), ya se utilizó tecnología digital y empezó la carrera por incluir cada vez más funciones y cobertura. Por primera vez se pudieron enviar tanto datos como voz, en el mismo canal de comunicación y fue cuando aparecieron los mensajes SMS. La velocidad de trasmisión era de 64kbs”, precisó.

Entrando un poco en materia de historia, los últimos veinte años han sido más que reveladores. ¿Se acuerdan de aquellas películas de principios del 2000 en que los empresarios cerraban negocios desde sus Blackberry? Los yuppies no dudaban en presumirlo cuando hablaban en el bar o en un restaurante exclusivo, pero la verdad fue que pasaron a la historia en tan sólo un par de años. Esta navaja suiza de aplicaciones digitales detonó no sólo una forma de negocios, sino un estilo de vida inherente. 

Para el también experto en Transformación Digital, el 2010 marcó la aparición del primer Smartphone de Apple, el famoso iPhone y su tablero sin teclado con apps.  La G4 había llegado y todo el mercado cambió de jugadores preponderantes.

“Nokia y BlackBerry desaparecieron y su lugar fue tomado por iPhone y Samsung.  Se logran velocidades de 20Mbs y por primera vez este ancho de banda y velocidad permite usar la terminal móvil para ver contenidos de imágenes y video, indicó Pascual. “Para el 2020 ya nos encontramos con un panorama de hiperconectividad donde todo se trasmite por el móvil, donde cada persona está conectada todo el día con múltiples apps y donde salir de casa sin el móvil es casi impensable”

Esta situación ha sido muy bien aprovechada por algunos actores muy importantes, uno de ellos es China que logró colarse desde un inicio a través de una de sus principales transnacionales: Huawei, firma que tantos dolores de cabeza le ha causado a Estados Unidos desde 2018, cuando procedió a aplicar un bloqueo contra la firma digital, acusada de fabricar componentes que facilitan el espionaje de instituciones de seguridad norteamericanas.

La importancia de entrar a la Generación 5G, no sólo es en el campo estratégico y la seguridad, sino en la manera en que cambiarán los negocios al hacerlos más rápidos y funcionales. Películas, videos, canciones, entretenimiento en general, conferencias a distancia y en tiempo real, comunicaciones, mensajería, logística digital, verán un mercado cada vez más lucrativo. De hecho, el planeta ya comenzó a ser repartido: China lidera el panorama con Huawei; Japón y Europa le siguen con NTT y Vodafone, respectivamente, mientras que Estados Unidos está atrasado poniendo sus esperanzas en Verizon. 

“La tecnología 5G es capaz de alcanzar velocidades de 400MBps, 20 veces más que su predecesora y en aplicaciones especiales puede llegar a los Giga Bytes por segundo. Esto para el usuario común representa poder descargar películas y contenido en unos pocos minutos, usar calidad 4K, poder jugar en línea videojuegos como lo hace en su consola de casa”, comentó el experto. En esta nueva era de hiperconectividad el petróleo ya no es un recurso estratégico. Cada vez más los datos, la información y las plataformas de trasmisión son el nuevo petróleo del mundo y quien lo posea controlara su futuro y el de muchos más. Aquí es cuando vemos la importancia de un gobierno de invertir en tecnología y ciencia, no en refinerías y en reducción de presupuestos para ciencia y desarrollo. La brecha entre países líderes y países sin desarrollo se ampliará aún más”, precisó.

El cambio obligado: “fábricas inteligentes”

Las empresas serán las primeras en ser impactadas por la 5G y son las más obligadas a adaptarse a esta nueva situación. De entrada, impulsará la agenda de transformación empresarial obligando a los proveedores a actuar como socios consultivos para mejorar los resultados comerciales. Para Julio Castrejón Sarachaga, vocero de PureStorage, con esta tecnología el acceso a datos de alta velocidad, la interoperabilidad no solo es deseable, sino fundamental.

“Esta tecnología permitirá a las empresas trabajar de forma más rápida y eficiente, ahorrando dinero, recursos y aumentando los ingresos. Esto tendrá un impacto profundo en todos los sectores de la industria. 5G hará que las industrias sean más dinámicas, permitiendo que se materialice el concepto de “fábricas inteligentes”, dijo. “Si la producción está automatizada, los procesos serán más eficientes y rentables, y los beneficios se extenderán a funciones como logística y distribución, planificación y desarrollo de productos. Las empresas podrán realizar un seguimiento de dónde se encuentran los productos en un punto determinado. De principio a fin, el proceso de producción será más eficaz, dinámico y rentable. La tecnología 5G también ampliará los límites de la experiencia de banda ancha móvil, permitiendo la integración de experiencias 3D, realidad aumentada (AR) y realidad virtual (VR) en teléfonos inteligentes”, señaló.

El paso a esta tecnología ya debería ser una realidad para todas aquellas firmas que buscan liderazgo en un mercado que no dejará de cambiar cada segundo. Pasaremos de estar conectados personas con personas a otra que conecta a personas con información a un proceso central y unificado que vincula todo con todo.

Ahora, ¿qué sectores serían los más 

beneficiados con este cambio?

Castrejón Sarachaga señala que serán aquellas que requieren transformar su infraestructura de un sistema poco tecnificado hacia otra absolutamente digitalizada. Una evolución drástica donde industrias como la manufacturera deberán idear nuevos modelos de producción basados en el intercambio de información entre objetos conectados. 

Otro es el automotriz, donde el acceso constante a Internet de alta velocidad con una latencia mínima, facilitará la conducción y vehículos autónomos seguros. El área energética la 5G permitirá el establecimiento generalizado de redes inteligentes para una distribución de energía mucho más eficiente y sostenible a las industrias y los hogares. En el rubro de salud, los pacientes recibirán servicios más personalizados y habrá un aumento de centros de salud y hospitales virtuales. Las operaciones quirúrgicas complejas se pueden realizar de forma remota utilizando robots. Ni qué decir del sector de entretenimiento y medios de comunicación, pues cada vez más, los usuarios generarán contenido, con al menos el 75 por ciento del tráfico móvil en formato de video.

“La mayoría de los gobiernos han reconocido el poder transformador de la tecnología y los planes están en marcha para desplegar la infraestructura necesaria para hacerla realidad, así como para subastar el espectro necesario para que las empresas de telecomunicaciones del sector privado operen una red 5G para los ciudadanos”, opinó. “Las naciones no quieren quedarse atrás en la carrera por un 5G completamente desarrollado. Los líderes mundiales saben cuán crítica será la conectividad que ofrece 5G para la vida diaria de los ciudadanos. Desde una perspectiva económica, contar con las mejores y más rápidas redes del mundo creará nuevas oportunidades para las empresas del futuro, como los mencionados automóviles autónomos y la telemedicina”, advirtió el experto.

¿Qué está haciendo México para dar este alto?

Si hablamos del gran atraso que tiene nuestro país en sectores económicos como la banca, podríamos tener una mejor idea. Por raro que parezca, existen 42 millones de mexicanos que no están bancarizados, es decir, que no tienen una cuenta o que no usan los servicios en línea para sus necesidades bancarias. Jacob Ortega, CTO de Albo, asegura que esto podría cambiar con la tecnología 5G y el acceso instantáneo al celular.

“Este problema podría resolverse ya que a medida que las empresas de telecomunicaciones pueden ofrecer servicios de mayor capacidad a menores costos, la democratización del acceso a internet significará una mayor inclusión financiera de la población. Según el Banco Mundial, entre 2011 y 2014 (era de 4G) hubo un aumento del 62% en las personas en el mundo que abrieron una cuenta bancaria”, dijo.

Este cambio tecnológico implicará nuevos retos clave como la conectividad, la latencia y el ancho de banda que detonará sectores industriales, comerciales y sociales a un punto que sólo se vio durante la Revolución industrial. De hecho, expertos como Ortega predicen que el impacto en la vida diaria de la población humana será dramático.

“Aparte del impacto en la industria Fintech que ya mencionamos, el sector salud se verá beneficiado de la llegada del 5G ya que permitirá la mejora de la telemedicina para que sea más precisa y rápida. Para el sector automotriz también veremos un impacto ya que los automóviles autónomos, con la incorporación del 5G, podrán realizar una conexión más rápida para procesar información de su entorno para circular de forma más eficiente y segura. Por último, en el sector educación se conseguirá conectar a cada alumno con sistemas personalizados inteligentes y sugerir vías de aprendizaje distintas a través de sus dispositivos móviles”, comentó Ortega. “En otras palabras, promete velocidades de carga y descarga de datos mucho más rápidas. Acerca de su impacto en el sector Fintech, en Albo visualizamos que ayudará a proporcionar una mayor experiencia optimizada y personalizada para los clientes. También, se desarrollarán nuevos casos de uso y posibilidades para la mayor utilización y aprovechamiento de dispositivos de Internet de las cosas (IoT) y realidad virtual (VR) a medida que estos se vuelven más comunes y avanzados”.

Post Tags
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.